Cuidados de los Implantes dentales y dientes en un dia

CLÍNICA IDEA


Las Clínicas
Distrito Federal
Colonia del Valle

>> Ver Mapa

Jalisco - Guadalajara
Pablo Casals 615
Prados Providencia

>> Ver Mapa

Nuevo León -
Monterrey
2 de Abril 1901

>> Ver Mapa



 

Inicio > Artículos > Usos y consideraciones con respecto a su mantenimiento

Implantes dentales: Usos y consideraciones con respecto a su mantenimiento

Por Tomás Calabrese

Uso de los implantes dentales de carga inmediata

Hoy en día muchos pacientes que presentan la perdida de una o más piezas dentales, o los tienen muy deteriorados, pueden recurrir a los tratamientos de implantes dentales. Gracias a las nuevas técnicas, hay procedimientos que permiten la extracción de los dientes en mal estado, la inserción de los implantes dentales y la colocación de las prótesis nuevas en un periodo de 4 a 12 horas.

Lógicamente, antes de someterse a este procedimiento, es necesario que el paciente pase por un análisis previo, después del cual el dentista procede a elaborar una cuidadosa planificación con el fin de que este obtenga los resultados deseados.

Gracias a las técnicas de implantes dentales y dientes de un día, el paciente será capaz de comer, masticar con cuidado dieta blanda y sonreír cómodamente al día siguiente de la operación. Básicamente los implantes propiamente dichos, son aditamentos hechos de titanio y de forma cilíndrica los cuales sirven como raíces artificiales una vez que han sido insertados. Estas raíces artificiales a su vez se emplean para anclar a ellas las prótesis dentales fijas. Gracias a los implantes dentales, los pacientes recuperan la funcionalidad y estética pérdidas debido a las piezas dentales naturales dañadas o caídas.

Debido a que los tratamientos de implantes dentales son para toda la vida, es importante que el paciente emplee productos de buena calidad que le garanticen durabilidad y confort.

Mantenimiento de las piezas dentales

En caso de que el paciente haya superado con éxito todas las etapas de su tratamiento de implantes dentales y ya cuenta con dientes nuevos, es necesario que a partir de ese momento le dé un mantenimiento preventivo a las prótesis colocadas sobre los implantes.

Un aspecto que debe tomar en cuenta el paciente es el acto de masticación. Durante este las piezas dentales son sometidas a muchas presiones de los diversos músculos de la cara que intervienen en ese movimiento. Este movimiento en realidad está compuesto de varios, no solo de apertura y cierre sino también de circunducción y lateralidad. De este modo el diente se ve expuesto a fuerzas por todos lados. Para su protección, nuestros dientes naturales cuentan con mecanismos naturales entre los que destaca el ligamento periodontal que es una estructura que rodea a las raíces en el interior del hueso. Este ligamento del que carecen los implantes dentales, sirve para amortiguar las fuerzas que sufre el diente al masticar. Otro mecanismo de defensa lo constituyen una serie de receptores de presión que nos indica cuando debemos dejar de apretar.

Sin embargo, la realidad es que los implantes dentales y las prótesis no cuentan ni con ligamento ni con receptores de presión. De hecho están unidos al hueso de tal modo que no existe flexibilidad. Por este motivo es primordial controlar que la unión entre dientes e implantes dentales sea pasiva con el fin de que estos no estén sometidos a cargas extras.

Así mismo se debe tener cuidado de ajustar correctamente el cierre de la boca para que a la hora de morder, entre los dientes del maxilar superior e inferior exista un perfecto equilibrio que tenga en consideración los movimientos laterales. De esta manera se evita que los implantes dentales se vean afectados por esfuerzos excesivos durante ciertos movimientos de la boca. El dentista debe encargarse de hacer estos controles el mismo día que coloca los implantes dentales y dientes de un día.

El paciente por su parte debe evitar que las nuevas piezas acumulen sarro y placa dental ya que la principal causa de pérdida de dientes es la piorrea o enfermedad periodental la cual se desarrolla debido a la presencia de placa y sarro. De hecho, muchos de los pacientes que desean implantes dentales han perdido sus dientes naturales a causa de la piorrea. Si bien los implantes dentales no desarrollan caries, las prótesis dentales unidas a los pilares emergen a través de las encías, por lo cual una mala higiene puede ocasionar que se formen acumulaciones nocivas en estas que pueden tener repercusiones negativas en los implantes y en el hueso donde están incrustados.

Por su diseño, generalmente los implantes dentales cuentan con más recovecos que los dientes naturales por lo cual la higiene debe ser aun más cuidadosa. Por este motivo el paciente debe emplear aditamentos especiales que facilitan su limpieza. Si un paciente perdió sus dientes por falta de higiene para ser un candidato para realizarse implantes dentales debe cambiar sus costumbres.

Otro cuidado que hay que tener en algunos casos, sobre todo en aquellos donde se efectúan grandes rehabilitaciones, es necesario que el dentista coloque una férula entre los dientes con el fin de que la musculatura de la cara se relaje y así los implantes dentales no sufran grandes esfuerzos.

Bajo qué condiciones pueden fracasar los implantes dentales

Las estadísticas demuestran que los implantes dentales realizados por profesionales debidamente calificados tienen éxito en un 99%. Sin embargo como en todo tratamiento siempre hay un pequeño porcentaje de fracasos debido a varios factores.

Si se usan implantes dentales de calidad controlada, no ocurren rechazos de parte del cuerpo del paciente, por lo cual los fracasos no pueden ser atribuidos a esta causa. Primero que todo debemos distinguir entre los tipos de fracasos, ya que los hay precoces y tardíos. Los primeros son aquellos que ocurren durante los primeros meses y generalmente se debe a la mala calidad del hueso. Por este motivo ocurren más fracasos en el maxilar superior ya que suele ser un hueso menos compacto.

Las condiciones en que se efectuó el procedimiento también pueden afectar el resultado final. Por ejemplo el calor que produce el fresado previo a la inserción de los implantes dentales puede provocar debilitamiento de estos, por lo cual es importante que haya buena irrigación durante el procedimiento, sobre todo en el paso sucesivo de las distintas fresas y durante la colocación del implante. El dentista debe evitar trabajar a demasiada velocidad ya que en caso contrario no se podrá evitar el calentamiento y el consecuente daño del hueso. Así mismo, si a la hora de pasar la fresa se genera mucha presión, el hueso donde se colocaran los implantes dentales puede sufrir daño lo que impedirá una adecuada regeneración.

Es importante prevenir una infección ya que esta puede ocasionar el fracaso de todo el tratamiento de implantes dentales. Por este motivo es indispensable efectuar la intervención en un ambiente estéril con la mejor higiene. Así mismo el dentista debe recetar antibióticos como medio de prevención.

Finalmente, el dentista debe tomar en cuenta si el pacientes es bruxista o rechinador de dientes nocturno. En caso que así sea, los implantes dentales pueden sufrir una fractura debido a la carga excesiva.


Bienvenido | Implantes dentales | La Clínica | Solicite una cita | Mapa del sitio

Copyright 2007 © http://www.implantesdentalesmexico.com.mx